16.6.24

Una calabaza antes de ser calabaza


Un amarillo natural, una protuberancia que sirve para crear belleza y continuidad de la especie. Una flor. Naturaleza que se repite. Nada más que eso.




13.6.24

No tengas dudas de lo que tú eres


Es una buena pregunta. Para todo momento. ¿Y ahora…? 

Somos dudas y desde las dudas construimos. 

Si no tuviéramos dudas no seríamos capaces de avanzar, de construir algo nuevo.

¿Y ahora qué sigue?

Pues sigues tú.





11.6.24

Simplemente amarillos naturales


De amarillos. De amarillos naturales. De mirar para buscar colores similares a los que buscaba.

Colores y formas. Nada más que eso.

Puede que suficiente.



Buscar puertas de colores


Decoremos las puertas vacías de las calles para que tengan una sensación de vitalidad. Pongamos color en las calles para imaginarnos que están vivas. Disfrutemos al pasear por calles originales, diferentes, distintas a las habituales. 

9.6.24

También en arte: menos puede ser más

Al arte callejero, el Street Art, ese arte efímero que algunos realizan con mayor o menor gusto sobre los elementos urbanos, a veces necesita muy pocas pinceladas para resultar un pequeño poema. 

Este es el ejemplo más sencillo de entender. 

Con cuatro rayas de spray en negro han logrado crear una imagen de amor triste, de cariño incluso, de soledad, de miedo. 

Muchas veces también en arte sabemos que menos es más.


Soledad y mirar para otro lado. Es la moda


A raíz de la pandemia aprendimos a escondernos dentro de mascarillas y sobre las casas nos enseñaron que había que mirar hacia dentro y de otra manera. Teníamos cuevas y no lo sabíamos.

Pero hemos despertado de esa pandemia de hace cuatro años algo peores, más débiles, más histéricos y violentos, más solitarios.

No nos miramos, mucho menos nos tocamos, creemos que todos son enemigos en potencia, y hemos ido haciendo un caos ese mundo que nos imaginábamos mejor.


8.6.24

Las cadenas que nos unen unos a otros son diferentes


No son tiempos de culturas ni de líricas, tampoco de poner en valor las artes, de dedicar tiempo personal o colectivo al cuidado del pensamiento, al crecimiento interior. 

Aunque la verdad sea dicha, creo que nunca es momento para prosperar interiormente ni de forma colectiva ni de forma privada, si no es a través de una gran lucha interior contra uno mismo. 

Siempre el mundo y con él su sociedad ha valorado muy poco todo intento por crecer en conocimiento grupal, por disfrutar de las artes, por ser más felices por el interior y no por el exterior.

Así que tal vez estos tiempos de hoy no sean peores que otros de ayer o que incluso los que tengan que venir mañana. 

También es cierto que las personas que quieren elegir las miradas más interiores, suelen no mirar las circunstancias que golpean a la sociedad que solo miran, tal y como hacer las contrarias con los que intentan cultivarse y contemplar la valioso sin precio. 

Tal vez estamos llamados a no entendernos. 

Gracias a estos desencuentros, logramos que subsistan las dos formas de entender la convivencia y la sociedad. 

Los que buscan algo más (o mucho más) que sobrevivir, y los que creen que para vivir y convivir antes hay que llenarse por dentro de pensamientos e ideas.

Que cada persona sea libre para elegir su forma de mirar el mundo, de vivir su vida, de convivir con sus circunstancias y entornos.


Todos son dudas con el caos


¿Qué es el caos? 

¿Algo que simplemente no entendemos de forma rápida? 

¿Realmente es algo inentendible, desagradable?

¿Es incomprensible el caso y por eso nos desagrada?

         ¿Es lo mismo ininteligible que incomprensible?

¿Puede que el casos sea simplemente la suma de varias capas?

¿Podríamos entender mejor el caso, si pudiéramos separar por parte ese todo que no comprendemos?

      ¿Si alguna parte del caos la entendemos, la podemos utilizar de palanca?


2.6.24

Podemos ser viejos aunque seamos jóvenes. E incluso al revés


A veces nos encontramos con jóvenes muy mayores.

Y con mayores muy jóvenes. 

Es cuestión de la edad.

De la mental y de la otra.





Queda prohibido cansarse de lo que nos toca ver.

Hay que ser curioso siempre.

Podemos ser lo que nos de la gana ser.

La edad es solo un añadido natural.



1.6.24

¿Sufren los pimientos cundo los cortamos de la mata?


Será un pimiento.

Seguro.

Lo recogeremos de adolescente, sin formar del todo, para que sea suave.

Y lo meteremos en un aceite caliente, fuerte, con sal para realzar sus sabores.

Nunca nos hemos preguntado si este pimiento sufrirá.

No habla, no grita y por eso suponemos que no tendrá dolor cuando lo cortemos con la tijera de su mata.

No quiero tener dudas.

No quiero saberlo.






Bebés de tomates amarillos


Serán tomates.

En pocos días serán comestibles, alargados y amarillos.

En un poco de espera, pasarán levemente por el aceite de oliva para mantener su dulzor.





Un monasterio de Rumanía


Dos frescos ortodoxos.

Nunca estuvieron tan cerca.

Ni tan lejos.






El interior de un árbol, en dos tonos


Maderos texturizados.

Dos colores, dos tonos.

Son las tripas interiores de un árbol, convertido en madera de puerta.